El sector de la moda es uno de los pilares de la proyección internacional de Barcelona. Así lo ven los ponentes que participaron el pasado miércoles, 16 de diciembre, en el evento BLE&Fashion, organizado por Barcelona Loves Entrepreneurs en la Antiga Fàbrica Damm para analizar las posibilidades que ofrece el sector para empresas y emprendedores en la ciudad condal. El encuentro contó con más de 250 asistentes que se dieron cita para conocer de primera mano las oportunidades que ofrece Barcelona para emprender en el sector de la moda.

De la mano de Miquel Rodríquez,  Director de 080 Barcelona Fashion, Albert Garriga, CEO en The Shopping Night Barcelona, Cristina Real, de la Unidad de Tendencias e Innovación de ESDI, Luis Manent, CEO en Wide Eyes Technologies, Cristina Brossa y Andrew Swiler, de co-fundadores de UNIQBROW, se habló del presente y del futuro del sector y de los retos que supone conseguir que Barcelona siga siendo una de las ciudades referentes en moda a nivel mundial.

En este contexto, todos los ponentes destacaron el hecho que Barcelona ha sido históricamente cuna de grandes creadores en distintas disciplinas, entre ellas la moda. Desde empresas familiares a marcas reconocidas han contribuido a forjar una fuerte vinculación de la ciudad con la moda, que con el paso de los años le ha llevado a evolucionar y replantear su propuesta de valor.

12369143_839166026204952_5281255382644337190_n

Con esta idea abrió Miquel Rodríguez (080 Barcelona) el evento, afirmando que “Barcelona vende porque tenemos una buena marca construida gracias a la aportación de empresas, ferias y creatividad de los profesionales del sector”. La pasarela 080 Barcelona se ha consolidado desde su nacimiento en 2007 como la quinta pasarela a de moda a nivel mundial, prestándose como platafoma tanto para marcas como para diseñadores locales. Además de las grandes marcas, Barcelona destaca en el ámbito de la moda nupcial con firmas que marcan tendencia.

Por su parte, Cristina Real (ESDI) aportó la visión de una de las escuelas de diseño de moda con más historia y cuna de grandes diseñadores. Barcelona cuenta con todos los ingredientes para poder desarrollar el talento de jóvenes diseñadores.

El evento fue amenizado con la muestra de los diseñadores Cristina Salguero (colección: Pure Green Apparel – Capsule 2), Amelia Serrano (colección: SUCKed),  Mireia Salvia (colección: V A S A U) y Jaione Maguregui
 (colección: Poder & Control) quienes mostraron sus atrevidas creaciones con un pase de modelos de la Escola de Models Stela.

12359861_838809326240622_2409089951629483932_n

Albert Garriga (The Shopping Night Barcelona) se acompañó de distintos videos para ilustrar el ambiente que se vive en el Paseo de Gracia una vez al año, desde hace ya seis ediciones. “A la gente le gusta salir a la calle para vivir una atmosfera única que mezcla distintas disciplinas alrededor de la moda”. Cada vez son más las marcas que han decidido sumarse a esta original inciativa y cada año son más las actividades que se organizan a nivel cultural y artístico. Música, diseño, literatura, gastronomia y nuevas tecnologías, son solo algunas de ellas. Garriga destaca que en cada en cada edición intentan innovar, escogiendo un leitmotiv como en la última edición lo fue “Shakespeare” y apostando por dispersar actividades a lo largo de los días previos.

Luis Manent (Wide Eyes Technologies) presentó su alternativa a las búsquedas semánticas vinculadas a las prendas de ropa. De forma que, a través de un sistema de reconocimiento de imagen y tecnología de búsqueda visual para el sector moda, las búsquedas se pueden hacer mucho más eficientes. En base a su experiencia emprendedora apuntó a algunas reflexiones como que aún falta una cultura inversora más madura que no persiga un retorno immediato y sepa valorar las potencialidades de un proyecto a medio y largo plazo.

Cerró el evento Andrew Swiler (Uniqbrow), aportando la visión de un proyecto emprendedor basado en producto. Su planteamiento incial fue el preguntarse por que la gente tiene que llevar siempre las mismas gafas. A partir de ahí, decidieron apostar por un estilo de gafas de calidad que se desmarcaba de la gran oferta reciente de gafas low cost, empezando a fabricar los distintos modelos integramente en su taller de Barcelona. En estos momentos, a parte del canal online, cuentan con una tienda propia, exportan a más de 11 países y buscan inversión para ampliar su presencia internacional a través de franquicias o flagship stores.

Además de los ponentes, BLE&Fashion contó con emprendedores que participaron en el Elevator Pitch, explicasndo sus proyectos a los más de 250 asistentes: