La jornada BLE&Food demuestra la fuerza de Barcelona para liderar a nivel mundial un ecosistema de Food Startups y de generar y atraer un gran talento emprendedor dentro del sector. Así lo exponen Màrius Robles de ReImagine Food, Emilio Sepúlveda de Natural Machines, Manel Sarasa de Wineissocial, Víctor Fortunado de Cookbooth, María Parareda de Creative Signatures, y Oscar Manresa de Food&Music, emprendedores y ponentes en el evento que realizamos el lunes, 14 de julio, en la Antiga Fàbrica Damm de Barcelona.

Ante casi 300 personas, los ponentes de BLE&Food recalcaron como el reconocimiento mundial de la gastronomía catalana, el aumento del turismo y la creación del ecosistema emprendedor de Barcelona han hecho posible impulsar desde aquí la revolución tecnológica en el sector alimentario. Una transformación que no ha hecho más que empezar.

Esto lo tienen claro desde Reimagine Food, centro disruptivo que une startups del sector de la alimentación, ideas innovadoras y la tecnología más puntera. “En el último año hemos visto y estudiado 1.400 startups del sector y podemos asegurar que, aunque acabamos de empezar, vienen meses muy interesantes”, asegura Màrius Robles, cofundador de Reimagine Food.

bleandfood4

En este sentido, Robles avanza la puesta en marcha del proyecto Prometheus, que hasta el 3 de septiembre seleccionará a 20 empresas emergentes para acelerarlas. “Estamos trabajando en grandes ideas. Queremos conseguir que los hogares dispongan de chefs mediante dispositivos tecnológicos o que sea posible oler la comida a través de los smartphones”, aventura Robles.

Un chef en casa todavía no, pero Natural Machines se acerca con Foodini, una impresora 3D de comida que permite dar forma a cualquier alimento desde casa de manera sana y natural. “Queremos que en 5 o 10 años la impresora en 3D sea un electrodoméstico común en nuestras cocinas”, comenta Emilio Sepúlveda, cofundador y director de la empresa. “Hemos conseguido que la comida tenga un fantástico sabor”, añade Sepúlveda, quien además explica que Foodine cuenta, antes incluso de salir al mercado, con más de 400 pedidos.

Cookbooth, por su parte, ha sabido aprovechar la oportunidad que brindan las redes sociales y la moda de compartir fotos de comida y recetas a través de ellas. Así, Víctor Fortunado, cofundador de la app, explica que con Cookbooth han querido potenciar “la experiencia social de cocinar”. Y lo han conseguido, porque su propuesta está triunfando entre chefs y aficionados a la cocina, “conectando profesionales, foodies y marcas, al tiempo que se comparten fotorecetas”, explica Fortunado.

También potenciando la experiencia social se presenta Wineissocial, una web y red social alrededor del mundo del vino que cuenta ya con más de 1,5 millones de usuarios y que permite descubrir que vino se adapta más a sus gustos a través de un cuestionario gratuito. “Cuando conocemos lo que nos gusta, lo compartimos con nuestro entorno. Si los usuarios descubren su vino predilecto lo pueden compartir y crear comunidad”, explica Manel Sarasa, director general de Wineissocial.

Volviendo a los gadgets tecnológicos, Oscar Manresa explica cómo ha integrado las Google Glass al mundo de la cocina. “En Food&Music grabamos con las Google Glass las recetas que cocinamos y las compartimos en tiempo real y en directo en nuestros restaurantes de Barcelona y Miami”, explica Manresa.

bleandfood3

Por último, Creative Signatures, web de cursos y experiencias gastronómicas de autor, demuestra que aplicar la tecnología no quiere decir dejar de lado la cocina tradicional. María Parareda, fundadora, recuerda que cuentan con cursos impartidos por grandes chefs de la cocina española y que “apostamos por las imágenes en vídeo porque así se muestran con todo detalle los pasos a seguir para realizar un plato perfecto”. Creatives Signatures tiene ya más de 5.000 usuarios.

Además, como siempre, contamos con Guiae para dinamizar el networking previo al evento y la participación de 11 emprendedores que presentaron sus proyectos alrededor del sector alimentario. Entre ellos: