La pasada noche del lunes 28 de enero tuvo lugar el primer evento de Ble&Women.  Para describir en una sóla palabra la sensación vivida, esta sería ilusión. Se repetía en los discursos de las ponentes y también se reflejaba en  las caras de los asistentes.  Esta ilusión es la que impulsó a más de 300 personas a acudir al local de Moritz y disfrutar de una noche llena de energía femenina.

El espacio abovedado de gran altura y con luz indirecta de color cálido, poco a poco se fue llenando de activistas, amigas y conocidas de BLE, todas ellas curiosas, sonrientes, expectantes, felices y por supuesto, con el apoyo de un grupo significativo de hombres emprendedores y valientes.

El team de Ble estaba preparado para dar lo mejor de sí y dio paso a la magia, con la introducción de Toni Mascaró y la moderación de Sonia Mulero.

La primera emprendedora en intervenir fue Erika Lust quién emocionó con su  sencillez y atrevida historia de cómo el  magnetismo del entorno del cine de Barcelona le inspiraron a explorar oportunidades profesionales en el mundo de las emociones y el erotismo.

Seguidamente Gemma Cernuda inició su ponencia con la pregunta ¿un emprendedor nace o se hace?, inspirando con las anécdotas personales de sus inicios y el relato de su trayectoría resaltando palabras clave: observación, fracaso, reaccionar, valores ilusión, injusto, quejas y equilibrio.


La joven Sara Giménez relató que cómo después de intentarlo con el baile y ver que no podría continuar, su perseverancia e ilusión le ayudaron a continuar y explorar oportunidades, llevándola a crear Prometeo, una aplicación para orientar durante los viajes a personas con discapacidad auditiva.

Joana Sánchez continuó con la animada presentación de sus iniciativas, proyectos emprendedores y empresas, como Womenalia, Inesdi e Incipy, señalando que es importante ver oportunidades donde otros ven problemas  y que en una red de networking prima la calidad que la cantidad.

Como homenaje a a las mujeres emprendedoras del mundo Aurélie Salvaire organizadora de TEDxBarcelona Women, inició su intervención presentando el “Libro rojo de las mujeres emprendedoras” de Guernica Facundo y dando a conocer las emprendedoras sociales del Mediterráneo con un emocionante video.

 

Gracias a la tecnología de Skype se generaron conexiones internacionales con la intervención de una emprededora española en San Francisco.

Como escaparate de la emprendeduría en Barcelona, se dio paso al elevator pitch de 1 minuto con la presentación de 15 iniciativas emprendedoras. Entre ellas la niña de 11 años Laura Klumbis, una de las ganadoras del concurso minimiba, presentó su invento Stop&Go diapers, un pañal que incorpora un sistema que permite medir el grado de humeda y avisa a los padres cuándo hay que cambiarlo gracias un sistema que cambia de color.

La emprenduría no tiene ni edad, ni sexo, ni procedencia lo que se necesitamos es ilusión, ganas y una ciudad que nos permita crecer y autoexpresarnos como Barcelona. ¿Cómo os imáginais a Barcelona como ciudad emprendedora en el 2020? Únete a la iniciativa BLE y forma parte del cambio!